Más Dermatología, n.º 33

González-Guerra E et al. Suplementos nutricionales y piel Más Dermatol. 2021;33:31-36 doi:10.5538/1887-5181.2021.33.31 35 que es lo mismo, la vía elemental de la hidrata- ción 11 . Por esta acción, está indicada especialmente en el tratamiento de la piel seca y la piel enveje- cida, además de en variadas enfermedades con manifestaciones cutáneas 12 . Un componente de los suplementos nutriciona- les que más controversia ha suscitado es el colá- geno oral, sobre todo, por la duda que se alberga acerca de su biodisponibilidad en la piel. Un estu- dio publicado en 2020 13 ha venido a aportar evi- dencia científica, por su diseño y desarrollo, en un ensayo triple ciego, aleatorizado, y controlado con placebo. El suplemento ingerido durante 12 sema- nas contenía péptidos de colágeno como ingre- diente principal, y vitamina C, vitamina E, biotina y cinc. La microscopia de barrido láser confocal demostró una mejora significativa de la estructura del colágeno de la piel facial y de otras zonas tra- tadas frente a la del placebo, resultados congruen- tes con parámetros clínicos como la elasticidad, las arrugas y la uniformidad, valorados por corneo- metría (hidratación), cutometría (elasticidad), réplicas de silicona con mediciones ópticas in vivo tridimensionales (rugosidad) y ecografía de piel (densidad). Otro estudio análogo de 2019 14 apor- taba resultados similares. CONCLUSIONES Estos y otros ejemplos hablan a favor de los suple- mentos nutricionales siempre que su indicación sea procedente. La multiplicidad de principios activos simultánea —sinergismo— potencia la asi- milación y su consiguiente eficacia. Aunque es cierto que una alimentación ade- cuada es la base de la salud y la prevención de la enfermedad, determinados nutrientes de acción favorable sobre el órgano cutáneo a menudo no alcanzan la cantidad suficiente a través la dieta como para poder ejercer sus efectos beneficiosos. El empobrecimiento de las tierras de cultivo en algunos minerales, el cambio en la alimentación animal, y la dieta occidental —en muchos casos, favorecedora de procesos inflamatorios y prooxi- dantes— hacen imprescindibles ciertas interven- ciones de suplementación innecesarias hace unas décadas. No obstante, la preocupación por la seguridad debe estar presente tanto en los prescriptores como en los usuarios: las interacciones con medi- camentos, los riesgos de teratogenicidad o la so- bredosis son algunos de los «fantasmas que cruzan por el cielo» de los suplementos nutricionales 15 . En conclusión, los suplementos nutricionales pueden conseguir resultados beneficiosos sobre la piel de individuos sanos y enfermos, siempre que estén bien indicados y personalizados. BIBLIOGRAFÍA 1. Blume-Peytavi U, Rolland A, Darvin ME, Constable A, Pineau I, Voit C, et al. Cutaneous lycopene and beta-carotene levels measured by resonance Raman spectroscopy: high reliability and sensitivity to oral lactolycopene deprivation and supple- mentation. Eur J Pharm Biopharm. 2009;73(1):187-94. 2. Lykstad J, Sharma S. Biochemistry, Water Soluble Vitamins. En: StatPearls [Internet]. Treasure Island: StatPearls Publishing; 2020. 3. Chung JH, Youn SH, Kwon OS, Cho KH, Youn JI, Eun HC. Regulations of collagen synthesis by ascorbic acid, transfor- ming growth factor-beta and interferon-gamma in human dermal fibroblasts cultured in three-dimensional collagen gel are photoaging- and aging-independent. J Dermatol Sci 1997;15(3):188-200. 4. Shapira N. Nutritional approach to sun protection: a sugges- ted complement to external strategies. Nutr Rev. 2010;68(2): 75-86. 5. McArdle F, Rhodes LE, Parslew R, Jack CIA, Friedmann PS, Jackson MJ. UVR-induced oxidative stress in human skin in vivo: effects of oral vitamin C supplementation. Free Radic Biol Med. 2002;33(10):1355-62. 6. Costa A, Samartin Pegas Pereira E, Assumpção EC, Calixto Dos Santos FB, Ota FS, de Oliveira Pereira M, et al. Assessment of clinical effects and safety of an oral supplement based on marine protein, vitamin C, grape seed extract, zinc, and to- mato extract in the improvement of visible signs of skin aging in men. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2015;8:319-28. 7. Bistas KG, Tadi P. Biotin. En: StatPearls [Internet]. Treasure Island: StatPearls Publishing; 2020. 8. Waqas B, Wu A, Yim E, Lipner SR. A survey-based study of physician practices regarding biotin supplementation. J Der- matolog Treat. 2020:1-2. [En prensa]. 9. Mohammadi S, Barzegari A, Dehnad A, Barar J, Omidi Y. As- taxanthin protects mesenchymal stem cells from oxidative stress by direct scavenging of free radicals and modulation of cell signaling. Chem Biol Interact. 2021;333:109324. 10. Chang MX, Xiong F. Astaxanthin and its effects in inflam- matory responses and inflammation-associated diseases: re- cent advances and future directions. Molecules. 2020;25(22): 5342. 11. Ikarashi N, Kon R, Nagoya C, Ishikura A, Sugiyama Y, Takahashi J, et al. Effect of astaxanthin on the expression and activity of

RkJQdWJsaXNoZXIy MTAyMDQzMg==