Más Dermatología, n.º 34

editorial Más Dermatol. 2021;34:3-4 doi:10.5538/1887-5181.2021.34.3 3 COVID-19, vacunas y piel M.ª Pilar Arrazola Martínez Jefe de Servicio de Medicina Preventiva. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. La vacunación es la estrategia más efectiva y eficiente de prevención pri- maria. Su contribución ha sido fun- damental para disminuir la inciden- cia, morbilidad y mortalidad de las enfermedades infecciosas. La relación entre las vacunas y la piel se inicia con la historia misma de la vacunación. En 1796, Edward Jen- ner descubrió la vacuna contra la vi- ruela, una enfermedad muy conta- giosa que se manifestaba con síntomas generales graves y un exantema pus- tuloso característico, que dejaba cica- trices residuales graves en la cara y las extremidades 1 . En los inicios de la vacunación frente a la viruela en España, encon- tramos dos nombres que se nos han hecho familiares en esta pandemia. El Dr. Balmis fue el director de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, organizada por el rey Carlos IV en 1803 para extender la vacunación por todos los dominios españoles en Ul- tramar y conseguir así allí la elimina- ción de la viruela. Isabel Zendal era la Rectora de la Casa de Expósitos de La Coruña y fue la responsable del cuidado de los niños que participaron en esta expedición; en 1950, la Orga- nización Mundial de la Salud (OMS) la reconoció como la primera enfer- mera de la historia en misión interna- cional 1 . Desde entonces y hasta la actuali- dad, muchas de las vacunas utilizadas rutinariamente en niños y adultos se dirigen frente a infecciones en las que los signos y síntomas cutáneo-mucosos son una de sus características más identificativas. Es el caso, por ejem- plo, de la difteria (forma cutánea), el sarampión, la rubeola, la varicela, el herpes zóster, la enfermedad me- ningocócica y la infección por el virus del papiloma humano. Las vacunas son una de las historias de éxito de la medicina moderna. La pandemia de la enfermedad por co- ronavirus (COVID-19; por el acró- nimo del inglés, co rona vi rus d isease 20 19 ), que está causando enormes costes humanos y económicos en Es- paña y en el mundo, ha evidenciado, una vez más, su gran valor. La vacuna- ción frente al coronavirus de tipo 2 causante del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2; del inglés, severe acute respiratory syndrome corona- virus 2 ) se plantea como la única al- ternativa, en el momento actual, para su control. Su objetivo es prevenir la enfermedad y disminuir su gravedad y mortalidad, además de reducir el impacto de la pandemia sobre el sis- tema asistencial y la economía, prote- giendo especialmente a aquellos gru- pos con mayor vulnerabilidad 2 . El 31 de diciembre de 2019, la Co- misión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un grupo de 27 casos de neumonía de etiología desconocida, con una exposición co- mún a un mercado mayorista de ma- risco, pescado y animales vivos en esa ciudad. El 9 de enero de 2020, las

RkJQdWJsaXNoZXIy MTAyMDQzMg==