Más Dermatología, n.º 32

nol, etanol y propilenglicol, y muy poco soluble en éter. Está indicado en el tratamiento de la hiperten- sión arterial grave que no responde a otros trata- mientos habituales, con dosis toleradas de un diu- rético más un segundo antihipertensivo. En el ámbito de la farmacocinética, sabemos que tiene una biodisponibilidad (porcentaje de fár- maco inalterado que llega al flujo sanguíneo) del 95 %. Comienza su acción a los 30 minutos de administrado, y alcanza la acción máxima entre 2 y 8 horas, durando esta entre 2 y 5 días. Se eli- mina por vía renal (semivida de eliminación —tiempo que tarda en eliminarse el 50% de la dosis administrada— de 4 horas y, de forma com- pleta, a los 4 días). Es interesante conocer su interacción con la ciclosporina, fármaco usado en dermatología con frecuencia en enfermedades de alta prevalencia como la psoriasis o la dermatitis atópica, poten- ciándose sus efectos secundarios comunes como es la hipertricosis, esto es, crecimiento de pelo terminal no dependiente de andrógenos de for- ma excesiva en cualquier lugar del tegumento. También se potencian peligrosamente sus efec- tos hipotensores con la apomorfina, uno de los tratamientos de la enfermedad de Parkinson. De sus posibles reacciones adversas, nos intere- san, fundamentalmente, dos: las de índole circu- latoria, que afectan al 10 % de los usuarios en mayor o menor medida (alteraciones del electro- cardiograma con cambios en la onda T, taquicar- dia refleja, sofocos, edema maleolar, pericarditis, insuficiencia cardíaca), y la hipertricosis, presente en el 80% de los pacientes después de 3 a 6 sema- nas de tratamiento, reversible cuando este se sus- pende. El mecanismo de acción de la producción de hipertricosis, esto es, de su acción sobre el cre- cimiento del pelo, sigue teniendo muchas incóg- nitas. Pero hoy sabemos que se debe al sulfato de minoxidil, al que se llega por las sulfotransfera- sas, produciéndose por este un efecto vascular con vasodilatación y angiogénesis 2 (el folículo piloso de los pacientes tratados con minoxidil expresa bajo su efecto seis veces más un factor de creci- miento vascular endotelial que en los pacientes no tratados), una acción sobre los queratinocitos foliculares (sulfato de minoxidil por la enzima sulfotransferasa) 3 , activación de la prostaglandi- na-sintetasa I 4 , una acción sobre los canales de potasio dependientes de trifosfato de adenosina (ATP), iniciándose el ciclo celular 5 , y una dismi- nución de la susceptibilidad de los receptores androgénicos 6 . MINOXIDIL tÓPICO COMO tRataMIENtO DE La aLOPECIa El nacimiento del minoxidil como tratamiento para la alopecia se inicia cuando Zappacosta 7 , en 1980, expone, en una carta dirigida a la revista New England Journal of Medicine , su observación de la frecuente aparición de hipertricosis en pacientes hipertensos tratados con minoxidil. A partir de esta aportación, surgen ensayos clínicos que confirman su eficacia en la alopecia andro- genética por vía tópica. La FDA (Food and Drug Administration) autoriza en los Estados Unidos su uso al 2% en 1988 para hombres y en 1992 para mujeres. Y al 5% en 1997 para hombres y en 2014 para mujeres. Y a partir de ahí, su prescripción se hace masiva y universal. La eficacia en varones se resume en un nivel de evidencia 1 (proveniente de metanálisis de ensa- yos controlados, aleatorizados, bien diseñados), y un grado de recomendación A (la evidencia cien- tífica sugiere que los beneficios superan sustan- cialmente los riesgos potenciales) 8 . En la alope- cia androgenética femenina, existe suficiente evidencia científica válida 9-11 . Su acción benefi- ciosa se resume en que acorta la duración del cabe- llo telógeno, aumentando la duración del cabe- llo en fase anágena y el diámetro de este 12 . El tratamiento debe mantenerse de forma inde- finida para detener la progresión de la alopecia androgenética, que se estima avanza disminuyen- do la densidad capilar un 6% anual aproximada- mente. Con el uso adecuado, dos veces al día de forma continuada, en pacientes seleccionados, y Minoxidil tópico o minoxidil oral en la alopecia. ¿Cuál es su elección? la opinión del experto Más Dermatol. 2020;32:31-35 doi:10.5538/1887-5181.2020.32.31 32

RkJQdWJsaXNoZXIy MTAyMDQzMg==