Más Dermatología, suplemento 2022

Más Dermatol. 2022;Suppl 1:S24-S33 doi:10.5538/1887-5181.2022.S1.S24 27 ARTÍCULO DE REVISIÓN Uñas: alteraciones estéticas González-Guerra E, et al. SEMIOLOGÍA: LESIONES ELEMENTALES Los cambios morfológicos de las uñas se corresponden generalmente con trastornos sistémicos o locales, convirtiéndose, así, en marcadores de enfermedad3. Algunas de estas alteraciones —lesiones elementales de las uñas— son las siguientes4. Acropaquia, dedos hipocráticos o dedos en palillo de tambor Es un aumento en la curvatura longitudinal y transversal por engrosamiento de la porción distal de los dedos de las manos y de los pies debido a la proliferación del tejido conjuntivo. Puede ser idiopático, hereditario o adquirido. Es expresión de una hipoxemia crónica y se asocia a diversos trastornos, como cardiopatía congénita cianótica, fibrosis quística, cáncer de pulmón, bronquiectasias, neumonitis intersticial, absceso pulmonar, endocarditis infecciosa, colitis ulcerosa y cirrosis hepática. Anoniquia Es la ausencia de la uña, bien congénita, bien adquirida. La inflamación crónica como la producida en la psoriasis pustulosa puede ser causa de una anoniquia permanente. Coiloniquia Las uñas aparecen adelgazadas y de forma cóncava. Pueden presentarse fisiológicamente en los niños en los dos primeros años de edad, o persistir durante toda la vida por causa genética. También aparece en la anemia hipocrómica, la lúes, la psoriasis, el liquen plano, la enfermedad de Raynaud, la esclerodermia o la acantosis nigricans. Leuconiquia Es la coloración blanquecina de la uña atribuida a una disfunción de la matriz ungueal. Puede adoptar cinco patrones: total (hereditaria, autosómica dominante), subtotal (debida a trastornos sistémicos), en bandas transversales o líneas de Mees (por intoxicación o por fármacos quimioterápicos), en máculas o puntos (secundaria a traumatismos leves de la matriz o psoriasis), y longitudinal (propia de algunos tumores de la uña). Cuando la coloración es debida a cambios en el lecho ungueal, se denomina leuconiquia aparente o uñas blancas de Terry, y se relaciona con trastornos como la cirrosis, la insuficiencia cardíaca, la diabetes, la uremia o la hipoalbuminemia. Macroniquia Se denomina así a una longitud o anchura anómala de las uñas. Puede ser concomitante con uñas hipocráticas y dedos en palillo de tambor. Microniquia Corresponde a una uña de tamaño extremadamente pequeño, reducido, pero normal en todo lo demás. Melanoniquia Es una pigmentación negra o parda en la placa ungueal en forma de bandas múltiples, longitudinales. Puede observarse de manera fisiológica en pacientes con fototipo alto o de forma secundaria a un traumatismo, inflamación, exposición a fármacos quimioterápicos o enfermedades sistémicas como el sida, la enfermedad de Addison, el síndrome de Cushing, el hipertiroidismo, o la deficiencia de ácido fólico o de vitamina B12, entre otras causas. Las estadísticas publicadas refieren una prevalencia del 77% en los negros a los 20 años de edad5. Onicocauxia u onicocauxis Es un engrosamiento de las uñas sin que se asocie otra deformidad. Puede ser secundario a traumatismos, enfermedad de Darier, psoriasis, pitiriasis rubra pilar o acromegalia. Su tratamiento consiste en desbridaciones periódicas de la lámina ungueal a fin de disminuir su grosor, mediante procedimientos mecánicos o químicos.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTAyMDQzMg==