Más Dermatología, n.º 37

Más Dermatol. 2022;37:7-11 doi:10.5538/1887-5181.2022.37.7 10 artículo de revisión Toxicodermias I Sánchez Vicens A et al. Los medicamentos que con más frecuencia causan SDRIFE son los antibióticos betalactámicos, especialmente, la amoxicilina, si bien, se han descrito con múltiples fármacos. El mecanismo patogénico no está aclarado; es probable que el SDRIFE implique tanto una reacción de tipo IVa, mediada por células CD4 + Th1 y macrófagos, como también un tipo de reacción IVc, con linfocitos T citotóxicos CD4 y CD8. Esto no explica la aparición de SDRIFE después de la primera exposición a un fármaco determinado sin sensibilización8. El diagnóstico se basa en el aspecto característico de la erupción: la afectación de las áreas intertriginosas y glúteas y la simetría de las lesiones; eritema o placas bien delimitadas que afectan al área glútea, perianal, inguinal o perigenital, con descamación importante y con ausencia de síntomas sistémicos. Pueden aparecer cuadros atípicos con pústulas, pápulas y ampollas. No se ven afectadas las mucosas y la afectación palmoplantar es excepcional9. La histología es inespecífica, con un infiltrado perivascular superficial de células mononucleares y presencia de neutrófilos y eosinófilos. El diagnóstico se puede realizar por medio del parche cutáneo, que da una reacción positiva solo hasta en el 50% de los pacientes. Las pruebas controladas de provocación se consideran la técnica de referencia y son positivas en la mayoría de los pacientes con SDRIFE. Erupción fija por fármacos El cuadro se define por la aparición de lesiones recurrentes tras la ingesta repetida de un fármaco. La característica patognomónica es la recurrencia en la misma localización ante la reexposición al agente causal. Clínicamente, se caracteriza por la aparición de máculas redondeadas eritematosas o de color rojo violáceo, solitarias y escasas, bien definidas, con límites marcados, a veces, centradas por una ampolla o un punto necrótico (fig. 3). Las localizaciones frecuentes son los labios, las manos, los genitales (especialmente, los genitales masculinos) y, ocasioSe suele resolver dejando una mácula hiperpigmentada en el área afectada. Si encontramos lesiones múltiples, se pueden asociar a síntomas sistémicos, con fiebre, náuseas, malestar y artralgias. El mecanismo lesional está relacionado en parte con los linfocitos T de memoria residente en el tejido (TRM; del inglés, tissue-resident memory T cell), lo que explica parcialmente la recurrencia en los mismos lugares. Los agentes causales más frecuentes son la pseudoefedrina, la trimetoprima, las tetraciclinas, los barbitúricos, las sulfonamidas, el ácido acetilsalicílico y el ibuprofeno10. Histopatológicamente, se encuentran queratinocitos necróticos y disqueratósicos, con espongiosis y vacuolización de la capa basal, edema en la dermis y un infiltrado linfohistiocitario perivascular e intersticial, con algunos eosinófilos. Es característica Figura 3. Erupción fija por fármacos. nalmente, la mucosa oral, aunque las lesiones pueden encontrarse en cualquier parte de la piel y las mucosas.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTAyMDQzMg==